Aquí, servidora, con su momento políticamente incorrecto. Se habla mucho de la fuerza de voluntad a la hora de incorporar cambios en nuestro estilo de vida.

Y bueno, sí y no. Me explico:

El ser humano es conservador por naturaleza y en cierto modo tiene sentido. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo y arriesgarse a empeorarlo? En el fondo es una estrategia de supervivencia básica. Ahora los miedos parecen más sofisticados que en la prehistoria, pero en el fondo son los mismos, pero disfrazados. Prácticamente todos tienen relación con la supervivencia, cuando los revisas a fondo. Con el miedo a la muerte.

Cuando tengo miedo a quedarme sin dinero, en el fondo es un miedo a no poder tener un techo, a no poder comer para subsistir o ropa de abrigo. En definitiva, un miedo relacionado con la supervivencia.

Entonces, tiene sentido que seamos conservadores por naturaleza. Pero el problema es cuando lo somos incluso cuando no estamos bien de salud, cuando no disfrutamos de lo que hacemoscuando no somos felices en una relación, cuando nuestro trabajo nos ahoga… Y aun así no hacemos nada. La famosa zona de confort en la que estoy «cómodo» pero infeliz.

Por eso siempre digo que los cambios llevan detrás un esfuerzo mínimo, especialmente al principio. Hay que proponerse día tras día hacerlo hasta que se convierta en un hábito automatizado, que ya no te requiera ese esfuerzo sino que funcione solo.

¿Crees que yo cuando empecé a desayunar como lo hago ahora me salía solo? No, tuve que hacer y hacer y hacer. Y ahora ya no son cosas que me plantee. Simplemente las hago. Y eso es lo que queremos conseguir. Que llegue a ser fácil.

Sin embargo, para salir de lo que se ha hecho siempre e instaurar nuevos hábitos hace falta algo más que fuerza de voluntad.

Yo defino la fuerza de voluntad como un torrente brutal de motivación. Pero como todo lo que sube muy rápido, también puede bajar muy rápido.

La fuerza de voluntad es un subidón que poco tiene que ver con la realidad. Como cuando empieza el año y te haces propósitos de año nuevo y te duran 10 días.

¿Por qué? Porque en la cabeza todo es precioso y el papel lo aguanta todo. Pero falta estrategia, faltan herramientas y planes concretos y realistas para que sea algo que se pueda mantener más allá.

Y, por lo general, falta MUCHO CONTACTO CON LA REALIDADSoñamos y tenemos ilusiones preciosas, pero poco factibles en una vida real con dificultades reales y circunstancias retadoras. Y cuando aparecen, nuestros planes ideales se vienen abajo enseguida, porque en nuestra ilusión óptica esto no iba a ocurrir porque esta vez iba a ser diferente.

Pues para que esta vez sea diferente, tienes que tener estrategias para los momentos fáciles en los que tienes fuerza de voluntad, pero también necesitas herramientas para cuando las cosas no van tan bien y las ganas brillan por su ausencia.

Esta es la forma de abordarlo con éxito. Contarse la verdad a una misma.

Y en mi experiencia fallamos en esto. Cuando estamos en lo alto del subidón nos pensamos que va a ser así para siempre y es lo primero que trabajo con mis clientas. Vale, está estupendo, pero vas a bajar. Tu motivación será menos intensa, tus circunstancias más retadoras y tu energía más baja, porque la vida a veces es así. Y planteamos estrategias adecuadas a cada una cuando se trata de sesiones individuales (¿quieres una? Te súper recomiendo una Sesión Power de 90 minutos para revisar todo juntas y trazar hojas de ruta y retos realistas, y estar en contacto durante 1 mes mientras lo vas poniendo en práctica y surgen los retos).

En programas grupales, me encanta igualmente poder responder dudas puntuales que van surgiendo, y acompañar los procesos con reflexión, consciencia y observación de cada una consigo misma. Es todo un proceso de autoconocimiento.

Pero, además, me encanta ofrecer herramientas prácticas. Y todas las que se me han ocurrido hasta ahora para complementarse entre sí, están en el Programa Menús Saludables para 30 Días.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Charlamos?