Vale, bien, de acuerdo… no tiene la mejor pinta del mundo mundial. ¡Pero está buenísima esta crema de champiñones y acelgas con topping de nueces!

Este domingo he hecho una sesión de cocina de aprovechamiento. Era de esos momentos en que tienes 3 cosas sueltas (incluso un trozo de una cosa y otro de otra, así de pobre estaba la cosa) con las que parece que no haces nada. Pero las quise terminar antes de hacer una nueva compra de vegetales frescos. Y al final, no veas cómo me cundió. Tanto, que estamos a martes y no he hecho compra aún. Bien lo saben las mujeres que están en el Club Vida Saludable, que les doy todos los detalles de mis sesiones de cocina eficiente o batch cooking, además de lo que vamos trabajando cada mes en diferentes formatos. Esta misma mañana me han dicho en el grupo que soy pura inspiración, ¡me alegra tanto aportar!

El caso es que tenía una bandeja de champiñones a los que les quedaba muy poco tiempo de vida, pero también tenía una bandeja de shiitake. Y como era mucha seta, preparé las shiitake al ajillo, tan ricas. Y decidí hacer una crema de champiñones, que hacía mucho que no hacía una. Te confieso que con mucho miedo de si le gustaría al peque o no, porque tiene un sabor peculiar y un color poco atractivo.

Pero allá que fui. Y, para darle un toque extra de color poco apetecible, le puse acelgas. Jajajaja, ideas maravillosas que tiene una en ocasiones.

Aquí hubo otro tema. Que yo había cogido una bolsa de espinacas en el súper, porque quería preparar crepes de espinacas y sarraceno y subir la receta. E iba a usar parte para esta crema. Peeeeeeero, eso pensaba yo, con poco acierto. No había cogido espinacas sino acelgas. Así están las cabezas confinadas perimetralmente estas semanas.

No importa. Sirve igual. Y las acelgas son ese tipo de alimentos que mi hijo no acepta muy bien, así que pensé… no tiene muchas probabilidades de funcionar este mejunje feo y desagradable al ojo… pero allá vamos y si funciona, pues ya sé una forma de prepararlas para que las tolere. From lost to the river.

Yo cocino mucho por intuición, me dan puntos así y lo hago, sin más. Y suelo acertar. Pero también me pasa que no apunto los ingredientes y no puedo compartiros la receta si va bien. También tengo que reconocer que a veces no sale bien, a veces hago claros epic fails…

En esta ocasión se me ocurrió pesar y apuntar mentalmente la cantidad de cada ingrediente que utilizaba, así que aquí te traigo la receta tan visiblemente asquerosa pero deliciosa y nutritiva XD.

Para darle el toque final le agregué unas nueces picadas con la mano en el momento de servir. Es un hábito muy interesante el de agregar este tipo de toppings, pues ayuda a masticar y no engullir las cremas. Aunque estén triturados debemos ensalivar bien los alimentos. Además, aportan un toque de grasa saludable al plato, haciéndolo más nutritivo.

Vamos con la receta:

Ingredientes

– una bandeja de champiñones de 300g

– 300 g de cebollas

– 150 g de acelgas (ya sabes, mi idea era con espinacas inicialmente XD)

– 1 cucharadita de sal marina

– nueces crudas o tus frutos secos favoritos

– aceite de oliva 

Elaboración

  1. Saltea la cebolla con un poco de aceite. Las cremas de verduras quedan mucho más ricas con este paso, además de añadir algo de grasa saludable al plato. Pero puede saltártelo sin problemas.
  2. Agrega los champiñones, las acelgas, el agua y la sal y cuece.
  3. Tritura todo y sirve en el plato.
  4. Pica o corta algunas nueces con la mano y colócalas como topping.

Y ahora estarás deseando saber el veredicto con mi hijo… ¿a que sí?

Pues te diré que ¡le encantó! Y también que me decía que se iba a tapar los ojos para comerla porque era horriblemente poco atractiva pero estaba tan buena que merecía ser comida. El truco fue que cuando se la di a probar antes de servirle el plato estaba viendo a uno de sus youtubers favoritos de Minecraft y creo que no me prestó mucha atención… así que no le dio tiempo a ver el color, jajajajajaja.

Si quieres más recetas así de sencillas, fáciles y prácticas puedes unirte al Programa Menús Saludables para 30 Días, con más de 80 recetas en el recetario, menús de 3 comidas diarias, listas de la compra, vídeos de cocina eficiente tipo batch cooking y muchos más recursos para que puedas poner en marcha una mejor organización de tu alimentación y así mejores con poco esfuerzo tu salud, te deshinches, aumentes tu energía en el día a día, te concentres mejor y pienses con mayor claridad, pierdas peso… todo beneficios. Recuerda: la comida que ingieres es tu gasolina, asegúrate de darle la mejor calidad a tu cuerpito lindo, que solo tienes uno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Charlamos?